Actualidad

14/08/2015

Cómo cromar una pieza

Cómo cromar una pieza

Si estás trabajando en un cromado de piezas en Madrid centro, en este artículo te explicamos paso a paso cómo hacerlo para que el acabado luzca perfecto.

El primer paso tiene que ver con la limpieza. Debes limpiar la pieza y desplacarla del niquel, cromo o pintura que pueda tener. Una vez limpia toca pulirla bien para eliminar imperfecciones, ralladuras u oxido. 

Una vez lavada la pieza ya podemos someterla al baño de niquel, cobre o cromo. Algunas piezas pueden pulirse sin necesidad del baño, como el acero inoxidable.

A continuación debemos volver a lavar la pieza con nafta limpia, secarla con aserrín y desengrasarla con un trapo limpio y cal mojada. Después se enjuaga y se sumerge en agua ácida para después volver a enjuagarla, esta vez con agua limpia. 

Menos el aluminio, los metales tienen que recibir un primer baño para eliminar el cobre alcalino y después otro de cobre ácido para darle cuerpo al metal.

En cuanto al niquelado, el procedimiento previo requiere de un baño intermedio cuya duración dependerá del tamaño de la pieza. Antes de retirar del baño de niquel hay que comprobar que el niquel se ha fijado y que tiene un brillo uniforme. 

Para el cromado de piezas en Madrid centro hay que lavar con abundante agua limpia hasta que no queden restos de cromos y después pulir con un palo suavemente hasta conseguir el acabado final.

En acabados y Pulidos Electrocom somos especialistas en cromados y pulidos de piezas. Aplicamos baños electrolíticos en níquel, cromo, acero y latón. Llámanos y consulta nuestros precios y servicios.