Actualidad

20/09/2015

El proceso de pulido de metales

El proceso de pulido de metales

El pulido de metales en Madrid centro permite limpiar, abrillantar y restaurar todo tipo de metales como el aluminio, el oro, el cobre, el latón, el acero inoxidable, etc. Se trata de un lijado ultrafino que se realiza en varios pasos y consigue unos resultados muy buenos independientemente del material que se trate. Para el proceso de lijado se utilizan herramientas como máquinas esmeriladoras, lustradoras y pulidoras fijas, así como disolventes, ácidos y diversos materiales abrasivos para desgrasar, limpiar, pulir y lustrar. 


Los pasos a seguir para que los resultados sean óptimos deben ser los siguientes: limpiado y desgrasado, lijado, pulido y abrillantado. Hay que tener paciencia sobre todo en los puntos de limpieza y pulido porque suelen realizarse de forma manual, aunque en empresas como Acabados y Montajes Electrocrom utilizamos herramientas avanzadas en todo el proceso.


Para reparar arañazos, rayas y golpes se realizará primeramente una limpieza y desengrase del soporte, en seco o en húmedo, pudiendo utilizarse abrasivos. Si empleas un disco de wash de algodón y sisál, conseguirás una limpieza más completa. Una vez limpio, se procederá al lijado aplicando lijas pequeñas o tacos manuales si los desperfectos no son importantes y si son grandes, pueden aplicarse lijas al agua. Eliminados los daños, es hora de pasar al pulido propiamente dicho. 


El tipo de pasta y disco utilizados para el pulido dependerán del tipo de metal que estés tratando, deberás hacer este proceso dos veces realizando movimientos circulares y empleando en la segunda pasada una pasta blanca o azul de repulir alto brillo o brillo espejo, teniendo siempre en cuenta que no debes mezclar diferentes pastas en un mismo disco. 


Si sigues estos pasos de pulido de metales en Madrid centro, sin prisa y poniendo mucho cuidado, conseguirás unos resultados sorprendentes.